La voluntad y la formación, claves para el emprendimiento sénior

Pubicado enEnviar un comentario

Lo primero a la hora de emprender es querer. Esta es la principal clave cuando un sénior quiere lanzar su propio negocio, según explican desde 50pro, un grupo especializado en este tipo de emprendimiento. “La voluntad es el motor principal, el querer asumir el riesgo de emprender es lo que marca la diferencia. Posiblemente también el asesoramiento, y es que, hay que entender que tú puedes pero no solo, hay que rodearse de gente. Y por último, otro factor importante es la formación”, señalan.

Asimismo, creen que el sénior siempre aporta una mochila experiencial vital. “A emprendedores más jóvenes de 20-30 años les faltan esas cicatrices de la experiencia, porque aprendemos del ensayo error. Un sénior tiene mucho aprendizaje y unas capacidades que se adquieren con el tiempo”, señalan.

En cuanto a los proyectos que más interés despiertan en este colectivo tienen que ver con su propia experiencia vital, según 50pro. “Lo lógico es que una persona cuando vaya a emprender lo haga en el sector donde se siente seguro y útil”, afirman.

Iniciativas

Según el estudio Un país con ganas, impulsado por Aquarius, dos de cada tres españoles opinan que a más edad, más ganas por hacer cosas nuevas. Para apoyar esta energía y este espíritu emprendedor sénior Aquarius ha lanzado el Programa Imparables, las primeras becas de emprendimiento intergeneracional para mayores de 60 años.

En esta tercera edición se han presentado más de 70 ideas, de las que hoy se han dado a conocer las cinco finalistas, seleccionadas por su originalidad y su foco de emprendimiento social.

Aquarius ha habilitado un co-working pionero para estos emprendedores mayores de 60 años donde podrán desarrollar sus proyectos de la mano de jóvenes emprendedores exitosos en España, quienes han escuchado sus propuestas y elegido a su emprendedor: Jaime Ga-rrastazu, cofundador de Pompeii; Gala Freixa, fundadora de Sheedo; María Fernández, creadora de Uniqshoes; Daniel Jiménez, impulsor y fundador de Waynabox; y Pablo Ruibal, creador de Boatjump.

Leer más: https://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/9869619/05/19/La-voluntad-y-la-formacion-claves-para-el-emprendimiento-senior.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *